Glaucoma: la mácula, la gran olvidada

A pesar de la influencia en la calidad visual de la mácula, los oftalmólogos rara vez se centran en esta región a la hora de detectar signos tempranos de glaucoma. Sin embargo, el Dr. Donald C. Hood de Nueva York, afirma que daños glaucomatosos tempranos pueden ocurrir y a menudo ocurren en este área y que el test de campo visual más utilizado, el 24-2, no es capaz de detectar la mayor parte de este daño.

Algunos oftalmólogos realizan el test 10-2 si detectan un punto sospechoso en el 24-2, si el paciente refiere vagamente problemas de visión o les dice que su sensibilidad del contraste no es tan buena como solía. Pero para muchos oftalmólogos el test 10-2 está reservado para casos de glaucoma muy avanzado, en los que el daño es tan extenso que la información que aporta el 24-2 es prácticamente inútil y solo quieren averiguar cuanta visión le queda a su paciente. Pero el 10-2 es útil en los estadíos tempranos de la enfermedad y puede revelar daños que un 24-2 no haría.

El Dr. Hood afirma que es un fiel defensor de la exploración de los pacientes sospechosos de glaucoma con OCT y relacionar los resultados con sus tests de campo visual. En su consulta, el protocolo para pacientes sospechosos de glaucoma o daños neurológicos incluye OCT y campimetría. Después, se comparan los resultados.

La belleza de verlos juntos, afirma, es que son pruebas diferentes que proporcionan resultados complementarios. Una de las pruebas es estructural, anatómica; la otra es funcional. Si una de ellas no aporta resultados relevantes, la otra probablemente lo hará. Algunos pacientes, por ejemplo, presentan dificultades al realizar campimetrías y ofrecen resultados variables, pero presentan generalmente buenos “scans” en la OCT.

Puntos a recordar

Con todo esto en mente, estas son algunas estrategias que pueden ayudar en la detección del daño glaucomatoso temprano.

  • Si el paciente se queja de visión borrosa o dificultad para leer, o si realiza un campo visual 24-2 y encuentra al menos un punto sospechoso en el centro , realice un campo visual 10-2. La mácula está a menudo dañada en el glaucoma precoz, y los signos de que esto puede estar ocurriendo, se pasarán por alto fácilmente si no se realiza la prueba 10-2.

  • Tenga en cuenta que el daño en la mácula puede ser difuso.  Este fácil pasar por alto este daño. Es visible en el campo visual de 10-2 , pero los médicos suelen hacer caso omiso de que las pruebas , ya que podría ser debido a una pupila pequeña o cataratas . Por esa razón, la mejor manera de confirmar que es con una prueba macular con OCT.

  • Si va a estudiar un informe de fibras nerviosas de OCT, sepa que áreas son las más importantes. Examine especialmente la parte temporal del cuadrante inferior de la papila en busca de signos de adelgazamiento. Aquí aparecerán los años asociados a pequeños defectos en el campo visual superior con forma de arco. A esta zona relativamente pequeña, de unos 35 grados, la zona de vulnerabilidad macular. Los daños en esta zona afectarán a la mácula y tendrán un gran impacto en la visión.

  • Con los informes de OCT, estudie algo más que simplemente los perfiles de la capa de fibras nerviosas o la información de resumen.

  • Cuando evalúe el test circumpapilar, observe el “scan” inferior. Todos los fabricantes incluyen en su informe el “scan” en el que se ha basado el cálculo, aunque en algunos es tan pequeño que

    Cuando se estudie el test circumpolar, pregúntese si concuerda con los hallazgos de la campimetría. Debe aparecer alguna concordancia entre ellos, sobre todo si el daño ya es evidente. Si hay alguna duda, lo mejor es explorar el espesor de las células ganglionares y superponer el campo visual para ver su concordancia.

    llega a ser útil. La razón para hacerlo es determinar si la información que nos proporciona es fiable. Hay que asegurarse especialmente de que los bordes de la capa de fibras nerviosas es detectada con precisión. Si no es así, será necesario rehacer la prueba o recolocar las lineas detectadas por el algoritmo manualmente.

  • Sepa que extraer la máxima información de “scans” de OCT requiere experiencia. Con mirar a las gráficas con sus áreas verdes y rojas no basta para encontrar todos los signos de daño que alguien experimentado podría encontrar. Para aprovechar realmente esta tecnología, hay que dedicar tiempo y energía en el aprendizaje de la interpretación estas exploraciones o encontrar a alguien experimentado que pueda ayudar en los casos difíciles.

Foto: retinagallery.com

El presente artículo constituye una traducción al castellano realizada por Ophtalmos de parte del publicado en Review of Ophthalmology. Ni el autor ni los editores tienen relación alguna con esta traducción, ni con este blog.

Subscríbase, y le enviaremos gratuitamente cada nuevo artículo de Ophtalmos a su correo.

 

Ophtalmos
Ophtalmos lo constituimos un grupo de profesionales relacionados con la oftalmología y la optometría entusiasmados con la divulgación.

Share

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscríbete, y recibirás un aviso en cuanto aparezca uno nuestros artículos.



Ophtalmos